Hallan cuerpo perdido hace 75 años

Un esqueleto encontrado por unos excursionistas cerca del segundo pico más alto de California pertenece a un artista japonés-estadounidense que había abandonado el campo de internamiento de Manzanar para pintar en las montañas en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

El sheriff del condado de Inyo usó ADN para identificar los restos de Giichi Matsumura, quien perdió la vida durante una tormenta cuando hizo un viaje de senderismo con otros miembros del campamento. Aparentemente, Matsumura se había detenido a pintar una acuarela mientras los otros hombres, un grupo de pescadores, continuaban hacia un lago para pescar.

Tras su desaparición que ocurrió el 2 de agosto de 1945, su cuerpo fue buscado por un mes, pero se suspendió la labor cuando Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica, acelerando la rendición de Japón en la guerra. Matsumura fue uno de los más de mil 800 detenidos que murieron en los 10 campos de prisioneros en el oeste, aunque es una de las muertes más inusuales.

Si bien su entierro en las montañas era bien conocido entre los miembros del campamento y su familia, la historia se desvaneció con el tiempo y la ubicación del sitio de la tumba en un área remota de rocas a 365 metros de altura sobre el nivel del mar se perdió en el tiempo. 

Lori Matsumura, la nieta que proporcionó la muestra de ADN, se sorprendió cuando el sargento, Nate Derr, de la oficina del sheriff del condado de Inyo, la contactó para decirle que creían que los restos de su abuelo habían sido descubiertos. Después de todo, había sido encontrado hace casi 75 años y enterrado. "Fue un poco de redescubrimiento", dijo a The Associated Press. “Sabíamos dónde estaba aproximadamente porque conocíamos la historia de lo que sucedió. Así que sabíamos que estaba allí ". 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *