A tres días de la balacera en Los Otates no hay detenidos

A tres días de la balacera que se registró en un restaurante de la zona de Andares, unas de las más exclusivas del área metropolitana, el fiscal del estado, Gerardo Solís Gómez informó que no hay ningún detenido, no se ha identificado al hombre que privaron de la libertad del lugar, y solo se localizó uno de los cuatro vehículos que participaron, así como a un sicario que falleció en un hospital privado ubicado en El Colli.  

El fallecido fue identificado como Ángel o Luis “N” el mismo día de los hechos por su esposa quien recibió una llamada para avisarle que se encontraba herido en el hospital. El hombre de 22 años de edad no contaba con ninguna orden de aprehensión.

Mientras que del hombre privado de la libertad, solo se tienen unas imágenes, “lamentablemente no muy nítidas”, así como de algunos de sus acompañantes.

Públicamente se cuestionó la efectividad de las cámaras del C5 que tuvieron un costo de 842 millones de pesos, debido a que no ayudaron a detener a los participantes de la balacera. Ante ello, el coordinador del Gabinete de Seguridad, Ricardo Sánchez, aseveró que sí se dio un seguimiento en tiempo real, mientras se registraba el enfrentamiento entre los dos grupos de la delincuencia organizada.

El sistema del escudo urbano del C5 “nos permitió tener un seguimiento en tiempo real, mientras se llevaban a cabo los hechos (…) El reporte se recibe en cabina del 911 a las 12:58, el arribo de la unidad de la comisaría de Zapopan se da a las 13:02, quiere decir que se atendió en un lapso de cuatro minutos”, refirió Ricardo Sánchez.

Sin embargo, hasta el momento no hay detenidos por el hecho, ni se ha encontrado al hombre que fue privado de su libertad, y el vehículo fue localizado el martes, al día siguiente de los hechos. 

El coordinador de Seguridad aseguró que las imágenes captadas por el C5 son parte de la indagatoria, además que personal de la dependencia las analizó, y con eso detectaron áreas específicas donde se realizaron operativos.

Por su parte, el fiscal mencionó que la “efectividad de una dependencia tan importante como esa (el C5), no se encuentra vinculada al número de imágenes o de videos que hacemos públicos, esa no la función del C5, la función del C5 es dar apoyo a todas las corporaciones (…) para la investigación de los ilícitos”.

También, justificó que no se pueden difundir los videos públicos ni privados para asegurar el éxito de la investigación y preservar la seguridad de “aquellas personas que en el lugar de los hechos de manera circunstancial fueron víctimas indirectas”.

Ambos recordaron que la infraestructura del escudo urbano C5 ha sido vandalizada en dos ocasiones como reflejo de que los grupos de la delincuencia organizada “se han visto vulnerados por el funcionamiento de los mismos”.

Ricardo Sánchez incluso sostuvo que la estrategia de seguridad implementada “va por buen camino” para recuperar la paz en Jalisco.

De los tres heridos en la balacera, se informó que dos de ellos son meseros quienes ya se recuperaron, en tanto que el policía de Zapopan aún permanece hospitalizado.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *