Abogados en la indefensión ante covid-19, carecen de trabajo

Soy Víctor Javier Varela de la Torre, ejerzo la abogacía desde hace 21 años. Desde el momento en que el mandatario estatal, Enrique Alfaro Ramírez decretó el aislamiento sin tomar en cuenta al gobierno federal, ni las necesidades de todos los profesionistas del Derecho, nos dejó en la indefensión.

Cerraron los Juzgados en todos los ámbitos del fuero común, lo que provocó tanto para mí, como a todos mis colegas una situación económica deplorable, ya que uno trabaja en base a honorarios.

Si no tenemos la oportunidad de revisar nuestros asuntos, no podemos percibir ingresos. En consecuencia, es muy difícil para los abogados que dependemos de nuestro trabajo sostener a nuestras familias.

Los funcionarios públicos no toman en consideración que dependemos de nuestro trabajo y como ellos tiene un sueldo seguro, no les importa. Deben recordar que sus ingresos se pagan con nuestros impuestos.

En el caso del Poder Judicial, los funcionarios no hacen de forma correcta su trabajo, puesto que sacan los acuerdos después de tres o cuatro meses, a sabiendas que la Ley demanda que deberá de recaer todo acuerdo al tercer día de haber presentado la promoción.

El Consejo de la Judicatura decidió suspender los términos y hacer una pausa en la impartición de justicia desde el 18 de marzo al 3 de abril, pero luego decidieron que fuera el 6 de mayo, pero ahora como está la situación en este momento se prolongó el término hasta el día 30 del siguiente mes.

Al comentar mi situación económica con otros litigantes, me doy cuenta que es la misma: precaria. Ya no tenemos ahorros, vivimos al día, como muchas otras personas.

Estoy viendo a partir de mañana qué voy hacer para comer, ya que no cuento con recursos, en diciembre pasado tuve una situación crítica de salud, se me fueron todos mis ahorros. ¿Acaso iré a pedirle a los cárteles del narcotráfico que están regalando despensas para poder tener alimentos?

Si no trabajamos no nos pagan nuestro trabajo, por lo tanto, el Consejo de la Judicatura debería de ver la posibilidad de trabajar con todas las medidas de seguridad y de higiene para sus trabajadores, así como nosotros los abogados.

De esta manera podemos avanzar en nuestros asuntos y obtener un ingreso para el sostenimiento de nuestra familia.

Me preocupa cómo le voy hacer para pagar las tarjetas de crédito, la mensualidad del auto, el cable, la energía eléctrica, el agua, y los préstamos personales que tengo.

Mi carrera como profesionista ha sido muy difícil y arriesgada, a pesar de contar con una vasta experiencia, a las personas de la tercera edad, no se nos da trabajo, por lo que las autoridades deberán hacer algo, ofrecernos una solución para poder lograr sostener a nuestra familia que es la mayor preocupación que tengo, los créditos que esperen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *