En Guadalajara ocultan nómina millonaria del rastro

Aunque la ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Jalisco y sus municipios, obliga a las autoridades publicar en sus portales las nóminas completas, en el ayuntamiento tapatío, que encabeza Ismael del Toro se ocultan los sueldos de los trabajadores del Rastro que cobran por semana, así como los «pagos ocasionales», que ascenderían anualmente alrededor de 62.2 millones de pesos. 

En el portal de transparencia del ayuntamiento se publica que en el Rastro Municipal de Guadalajara perciben sueldo solo 68 empleados, que representan una erogación anual de 14 millones 133 mil 840 pesos. 

En tanto que en la nómina oculta de la que este medio tiene copia, se tienen registrados a 280 empleados, -en su mayoría familiares entre sí-, de estos casi el 60% recibe percepciones bajo el concepto «pagos ocasionales», que en realidad son semanales y representan un sueldo extra, señala personal del Rastro. 

Curiosamente, dicen los inconformes que los favorecidos están afiliados al sindicato de la Confederación Revolucionario de Obreros y Campesinos (CROC), y entre más simpatía goces de la organización sindical, tendrás más ingresos. 

A detalle, del 60% de los empleados que reciben ingresos por arriba de su sueldo, 104 cobran por hacer una actividad extra; 47 por realizar dos, 14 por tres, y uno por cuatro diferentes tareas. 

El empleado del rastro que recibió ingresos extras por cuatro «pagos ocasionales» es el técnico en mantenimiento A, Carlos Adrián Rizo Delgado quien en la semana del 3 al 9 de julio, obtuvo su sueldo por 5 mil 890 pesos, y adicionalmente una suma de 2 mil 140  pesos por «pago de 1 jueves»; «operación de compresores y monitoreo de cámaras de refrigeración, maniobra en área de enmantado en control de entradas de canales»; «apoyo en área de cámaras, revisión de rieles y cambios, así como estructura», y «laborar en casa de máquinas por descanso del operador en turno». 

Un dato que llama la atención es que a pesar de hacer la misma labor, la paga varia. Por ejemplo, en el caso de los técnicos en mantenimiento, Luis Gerardo Gómez Romo y Ernesto Torres García por «laborar en casa de máquinas por descanso del operador en turno», les dieron 602 pesos y 437 pesos, respectivamente. 

En el caso del técnico en mantenimiento, Ramiro Sotelo Montaño, le pagaron mil 800 pesos por «barrer corrales de reses, limpieza de básculas y acarreo de estiércol», actividades que realizó del 3 al 9 de julio y que corresponderían al personal de intendencia. 

Los sueldos semanales de la nómina oculta que llaman la atención son los que reciben los operadores de sacrificio, Mario Gabriel Escobedo González, Felipe y Rodolfo, ambos de apellido Escobedo Guerrero, así como el operativo de corrales A, Ramón Gutiérrez Velazco que ganan entre 8 mil 58 pesos y 8 mil 581 pesos por semana. Esto representa un salario mensual de más de 32 mil pesos. 

A pesar de su sueldo elevado, sin excepción los tres mencionados reciben «pagos ocasionales» por lo que sus ingresos se incrementan. En el caso de Mario Escobedo, su salario sumó un total de 11 mil 649 pesos por fungir como «coordinador» el 6 de julio, así como por «comisión» y «cubrir el área de lavandería fuera de su horario de trabajo», durante la semana del 3 al 9 de julio. 

Un dato más que arroja la nómina es que aunque realizan funcionen similares, las percepciones son disparejas. Muestra de ello es que el operario de sacrificio C, Luis Alonso Barajas Vázquez gana cada semana 2 mil 498, y no recibe ningún «pagos ocasionales».  

En cambio, Felipe Guerrero Escobedo, que cuenta con una plaza igual, recibe 8 mil 289 pesos, más «pagos ocasionales» que sumaron 2 mil 540 pesos en el periodo del 3 al 9 de julio. 

Auditoría 

El pasado 10 de septiembre, el director del Rastro municipal de Guadalajara, José Ángel González Aldana solicitó al director de Auditoría, Luis Enrique Gutiérrez Valadez mediante el oficio CGSPM/RMG/431/2020 una prórroga para la entrega de «información derivada de la orden de inspección de visita VIS/02/2020 de fecha 1 de septiembre». 

En el mismo documento justifica el retraso debido a que los formatos de distribución de servicios de sacrificios y porcentajes semanalmente, que contienen las solicitudes de sacrificio diarias, el personal tendrá que escanear por semana desde el 2 de enero a la fecha. 

También, el director del Rastro pidió que «en próximos días», acuda un auditor a seleccionar o depurar la información que ayude a solventar lo requerido. 

Los inconformes temen que esa petición por parte del titular del Rastro sea para maquillar las presuntas irregularidades que existen. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *