Lemus ha gastado más de 121.6 mdp en laudos

Durante los cinco años de administración, el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus ha pagado 121.6 millones de pesos en laudos laborales, tras ser despedidos de manera injustificada 291 servidores, en su mayoría bomberos y policías, según se publica en el apartado “listado de laudos laborales emitidos por mandato u orden judicial”.

Pablo Lemus asumió el cargo por primera vez en octubre de 2015, al siguiente año se reporta que se pagaron 111 laudos laborales “emitidos por mandato u orden judicial”, por un monto total bruto de 30 millones 774 mil 264 pesos. De esos pagos, 50 fueron para bomberos y 27 a policías.

En 2017, se informa que se cubrieron 78 laudos, por lo que se erogaron 38 millones 458 mil 963 pesos brutos. La mayoría de los beneficiarios fueron 26 bomberos, 25 policías y 13 telefonistas.

En 2018, año en que fue reelecto para un segundo mandato Pablo Lemus, se destinaron 21 millones 276 mil 634 pesos para liquidar 36 laudos. De estos 13, correspondían a policías de diferentes rangos, le siguen en número los bomberos con cinco.

El año pasado, sumaron 55 laudos que costaron al erario 24 millones 002 mil 215 pesos. Esa cantidad se destinó en su mayoría a 27 policías, a seis bibliotecarios e igual número de supervisores.

En 2020, se informa que se pagaron por 11 laudos 7 millones 172 mil 203 pesos, esa cantidad se distribuyó entre cuatro policías, tres auxiliares, dos coordinadores, un director de administración de edificios y un jefe de sección.

Mientras que ante el Tribunal de Escalafón y Arbitraje, el ayuntamiento de Zapopan tiene pendientes 72 juicios laborales que fueron declarados como procedentes; costarían a las arcas municipales 60 millones 343 mil 403 pesos.

Las demandas laborales fueron presentadas entre 2009 y 2017; de la totalidad, 28 corresponden a las dos administraciones de Pablo Lemus.

El pasado 3 de diciembre, el ayuntamiento de Zapopan informó a la Comisión de Gobernación del Congreso local que carece de recursos para pagar laudos. Por lo tanto, el alcalde, y el síndico, Rafael Martínez serían inhabilitados por 15 días sin goce de sueldo al negarse a pagar un laudo por 2.2 millones de pesos a un empleado, Ricardo Rodríguez que interpuso el juicio laboral 693/2010.

El alcalde declaró el pasado 11 de diciembre que no pagaría a un “dobletero”, puesto que el demandante tras ser reinstalado en el ayuntamiento, laboró al mismo tiempo en la Secretaría de Educación Jalisco.

Incluso fue más allá al decir que “en Zapopan, desde hace cinco años hemos eliminado las viejas prácticas de corrupción, en torno a que distintos empleados demandaban al ayuntamiento por supuestos despidos, y administraciones corruptas lo que hacían era permitir que esos juicios avanzaran, se perdieran, y después pagar esos laudos, claro, mediante una mochada para esos políticos”.

También aseveró que los poco más de 2 millones de pesos que pretender obligarlo a pagar, preferiría gastarlo en «hacer más calles en las colonias más pobres de Zapopan».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *