Reclamarán con marcha que autoridad entregue cuerpo completo de estudiante de UdeG

Aunque el estudiante de la preparatoria de Tonalá, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), José Francisco Villa Tomás medía 1.70 de estatura, en las 26 bolsas con restos humanos rescatadas de una fosa clandestina, solo hallaron su brazo, -reconocido por un tatuaje de una manzanita-, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), informó a su familia que es todo lo que les entregaría. 

Es por ello, que la UdeG y colectivos de Desaparecidos harían el próximo miércoles 5 de agosto una marcha que partiría a las 18 horas de plaza de República, en avenida México, rumbo a la glorieta de Niños Héroes, rebautizada como «de las y los Desaparecidos», para exigir justicia para José Francisco y que se entregue completo su cuerpo, informa Montalberti Serrano Cervantes, coordinador general de seguridad de la UdeG. 

El joven de 18 años, apodado «Chiva», fue visto por última vez el 2 de octubre de 2019, en Tonalá, no vivía con sus padres y laboraba dentro de un restaurante de mariscos. A los tres días, su madre se enteró de su desaparición y presentó una denuncia ante la Fiscalía.  

El pasado 7 de enero, localizaron en una barranca camino a Matatlán, 26 bolsas con restos humanos, ahí estaba solo el brazo de José Francisco. Hace 15 días, el IJCF le confirmó a la familia del estudiante que habían hallado esa parte. 

Montalberti Serrano comentó que el IJCF avisó a los deudos que únicamente les entregaría el brazo. «Por eso estamos apoyando a la familia, nada más les quieren dar el pedacito, y ya con eso, no pueden hacer más. Entonces, todo el revoltijo de carne que está ahí (en el IJCF) qué van hacer con él», pregunta. 

También cuestiona la capacidad del IJCF «de dar orden a este gran revoltijo de carne, uñas y dientes. Me imagino que deben estar saturados los espacios en la morgue. Dónde los ponen, cómo los apilan, cómo le dan seguimiento». 

Recalca que «a nosotros nos quieren entregar un trozo de uno de nuestra comunidad y no lo debemos permitir porque mañana va a llegar el que sigue, a reclamar por qué no alzamos la voz». 

El coordinador de seguridad de la UdeG mencionó que tiene reporte de por lo menos cinco estudiantes se encuentran desaparecidos, por lo que el hallazgo de un resto de José Francisco representa un parteaguas para la casa de estudios, «al ser el primer universitario encontrado en una fosa clandestina y destazado».  

Critica el cambió de la política de la autoridad en materia de seguridad, recuerda que anteriormente si la policía detectaba que un grupo de jóvenes que se drogaba, distribuía o vendían sustancias ilícitas eran puestos a disposición de la autoridad competente, «hoy no se llevan a nadie, no detiene a nadie» por cualquiera de esos delitos. 

El coordinador de Seguridad comentó que según encuestas los jóvenes a partir de los 14 años, comienzan a drogarse, y no se limitan a consumir mariguana, sino también hachis, crystal, piedra base, LSD, cocaína inyectada, y pastillas psicotrópicas. 

«Hoy nuestros jóvenes que consumen drogas, se convierten en seres humanos para desechar y simplemente se los llevan, por 5 o 10 mil pesos los destazan y los entierran. Creo que ha habido una política errática en el tema del seguimiento consumo, venta y distribución de drogas», subraya. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *