Se desliga de autorización de fraccionamiento

Luego de que Raúl Muñoz Delgadillo, presidente del Comité Ciudadano de Defensa Ambiental El Salto pidió que se castigue a los exfuncionarios, entre ellos, la hoy activista, Graciela González Torres, por aprobar la construcción y habitabilidad del fraccionamiento La Azucena, sitio cercano a la cuenca del río Santiago, el más contaminado del país, la aludida niega su intervención.

Mediante una carta, Graciela González asevera que no estaba dentro de sus facultades autorizar cambio de uso de suelo, o permisos de construcción.

En el fraccionamiento La Azucena vivió el menor, Miguel Ángel López Rocha, quien tras caer al río Santiago, murió envenenado por arsénico hace 12 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *