Descargaron 135 balas de cuerno de chivo contra víctimas de la Jauja

El fiscal del estado, Gerardo Solís Gómez aseveró que por los indicios hallados, detrás de la ejecución de once hombres, de oficio albañil, en la colonia La Jauja, en Tonalá, está el crimen organizado.

Entre esos indicios se encuentran la “magnitud de la violencia ejercida”, la gran cantidad de fallecidos y de balas usadas, al menos 145, entre ellas de cuerno de chivo, para dispararles.

“De entrada, estamos hablando del tipo de calibre utilizado, la cantidad de los casquillos que fueron fijados en el lugar, el número de personas fallecidas y la manera cruenta en que fueron acribillados”.

Prosiguió: “También, la forma de ingresar y salir, el tipo de vehículos utilizados de los cuales ya tenemos algunos datos, pero me reservaré (los datos) por razones obvias. No hay duda, en cuanto a que esto es una acción del crimen organizado y como tal se está investigando”.

Detalló que en el sitio quedaron 132 casquillos percutidos calibre 7.62, también conocido como cuerno de chivo; seis de calibre 40, seis deformados y uno «libre» calibre 7.62.

El fiscal recordó que un comando armado agredió el pasado sábado a 13 personas, 11 hombres fallecieron en el sitio; dos quedaron heridas, una mujer y un menor de edad, uno de ellos se encuentra delicado de salud.  

Las víctimas se encontraban afuera de una finca, en la espera de cobrar su semana por trabajos relacionados con la construcción cuando les dispararon. Entre las víctimas se encuentra el patrón de ellos.

En el área procesal se investiga si uno de los asesinados cuenta con antecedentes penales o se trata de un homónimo.

Hasta el momento, se han identificado a 10 de las víctimas por parte de familiares, uno está en proceso de trámite. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *