Lemus caería en desacato por permitir licitación

A pesar de que el Tribunal de Justicia Administrativa de Jalisco, emitió una medida cautelar provisional contra la licitación del arrendamiento de 290 patrullas, el comité de Adquisiciones de Guadalajara convocó mañana a una sesión extraordinaria para la adjudicación.

La medida cautelar emitida el pasado 15 de diciembre está dirigida al alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus, al comité y a la dirección de Adquisiciones, así como a la Tesorería, que en caso de adjudicar el arrendamiento caerían en desacato, y se harían acreedores a una amonestación o ser arrestados.

Hace seis días, el regidor del PAN, Fernando Garza declaró que se violenta la ley de Adquisiciones porque no hay una partida aprobada por el ayuntamiento de Guadalajara.

Fernando Garza, regidor de Guadalajara

Recordó que en el municipio por turno existen 500 policías que salen a patrullar en 250 patrullas.

“Vamos a comprar 300, ¿para qué? Si no hay elementos. Dicen que van a contratar 375, entonces cuando ya hayan contratado, vemos (…) todo lo necesario para que puedan salir a la calle”, recalcó.

Mencionó que actualmente el municipio cuenta con 420 patrullas, por lo que se tiene que analizar cuántas funcionan, y las que no, qué se haría con ellas.

“Están violentando la ley en la forma en que están haciendo las cosas”, y se presta a sospechas el proceso dijo Garza.

De acuerdo con participantes, la adjudicación del arrendamiento beneficiaría a una empresa ligada a Guillermo Romo, amigo de Enrique Alfaro, señalado por irregularidades en el proceso para rentar maquinaria pesada al estado a un costo de 3 mil 600 millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *