Invitan a ampararse contra uso obligatorio de cubrebocas y aislamiento

La diputada federal por Morena, Laura Imelda Pérez presentó una demanda de amparo indirecto contra la obligatoriedad del aislamiento domiciliario y el uso de cubrebocas, que implementó el gobierno de Jalisco desde el 20 de abril, para evitar contagios de covid-19, e invita a la población que se sienta afectada a buscar dicha protección federal. 

La diputada por el distrito XVI en Tlaquepaque informó que hoy presentó la demanda de amparo indirecto, espera que se admita y se le conceda la suspensión. 

Argumentó que el decreto del gobernador, Enrique Alfaro «trastoca el orden constitucional, ya que el artículo 29 es claro al señalar que sólo el presidente tiene facultades para decretar un estado de excepción, con aprobación del Congreso de la Unión». 

Incluso dijo que es cuestionable que el estado use la policía para que se cumplan dichas medidas de seguridad sanitaria, y apuntó que se trasgreden las garantías constitucionales y la libertad de tránsito. 

«El uso masivo de insumos innecesarios provoca desabasto e incremento de precios; en algunos casos, como el cubrebocas resulta contraproducente para la salud, y hasta se ha prestado para caer en la tentación propagandística con la fabricación masiva con diseño y frases de promoción política», comentó la legisladora. 

Además, refirió que en redes sociales se pondrá a disposición de los ciudadanos el mismo formato de demanda que ella presentó, y en caso de que consideren que se violaron sus derechos humanos hagan uso del recurso legal. 

La legisladora también mencionó que presentó un punto de acuerdo con carácter de urgente para exhortar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a su homóloga en Jalisco «a hacer público un informe sobre posibles actos violatorios de los derechos humanos» por la obligatoriedad de las dos medidas mencionadas. 

Se mostró a favor del aislamiento social, pero voluntario para aplanar la curva de contagios y evitar que colapse la infraestructura hospitalaria. 

Por su parte, el presidente de la Red Jalisciense de Derechos Humanos, Óscar González se sumó a la propuesta de la diputada para que los ciudadanos se amparen. 

Con relación al mensaje del gobernador en que llamó «pendejos» a los que no acatan las medidas de seguridad sanitaria, Óscar González recalcó que es «inaceptable» ese calificativo. 

Consideró que Enrique Alfaro contravino el estado laico, cuando en ese mismo mensaje externó que ‘Dios había decidido que me tocara estar al frente de esta crisis en mi estado’. 

«Respetamos lo sentimientos religiosos del mandatario, pero nos ofende la forma como trata de imponer sus puntos de vista, acudiendo a un no precisado Dios para justificar sus excesos», comentó el presidente de la Red. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *