Presuntos elementos de la Fiscalía, levantaron a tres hombres, permanecen desaparecidos

Hace 15 días, presuntos integrantes de la Fiscalía del Estado se llevaron de su casa a Óscar Inda, junto con dos amigos, su esposa Alejandra fue testigo, a pesar que existe una denuncia por desaparición forzada no existe avance en la investigación.

El padre de Óscar, que tiene el mismo nombre, llamó en numerosas ocasiones para reportar el hecho al 911 sin éxito, por lo que acudió a la Fiscalía el 14 de enero, ahí le dijeron que siguiera insistiendo en el teléfono de emergencia, cuando por fin le respondieron, únicamente le dieron un número de reporte.

Al día siguiente acudió a presentar la denuncia ante la agencia del ministerio público adscrito a la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas, la cual abrió la carpeta de investigación D-I/3215/2021.

El señor Óscar solicitó a la Fiscalía que consiguiera la sábana de llamadas del celular de su hijo y de los videos de la zona para saber si realmente no fueron vehículos oficiales en que se llevaron a su hijo, sin embargo, no ha tenido respuesta, argumentando que siguen un protocolo.

“Hay cámaras, como alrededor de 10 cámaras de los dos lados (de la avenida) mínimamente que Fiscalía justifique que no era de ellos los vehículos”, recalca el señor.

Ante la lentitud que aprecia en la investigación mencionó que se siente sorprendido “si ese es el camino que toman todas las personas para encontrar a sus desaparecidos, estamos muy mal”.

Refirió que, en su desesperación por encontrar a su hijo, llama a la Fiscalía y acude el mismo día, eso provocó que una de las personas que participa en la investigación, comentó delante del personal de la dependencia “’si ya llamó en la mañana, a qué viene’”.

Óscar, espera que su hijo aparezca y no forme parte de las estadísticas que revelan que en la última década desaparecieron un total de 9 mil 959, según datos del Sistema de Información Sobre Víctimas de Desaparición.

El levantón

El 14 de enero pasado, alrededor de las 21:40 horas, a Óscar Inda Acevedo, de oficio comerciante, de 22 años, delante de su pareja, Alejandra y de sus dos hijos, sujetos encapuchados que traían armas cortas, se lo llevaron del interior de su domicilio ubicado en avenida Acueducto, entre Federalistas y Del Valle, en la colonia Jardines del Valle, en Zapopan.

Alejandra narró a su suegro que cuando estaban a punto de salir, llegaron dos de sus amigos, Saúl Hernández Castro y su primo, Alejandro Castro Lepe, y detrás de ellos, cuatro encapuchados, presuntos elementos de la Fiscalía.

Óscar se metió a su casa, cerró la puerta, al ser de material frágil, fue vencida. Ingresaron un par de sujetos armados, sacaron al joven, lo subieron a una, de las dos camionetas en que venían los presuntos integrantes de la Fiscalía.  

Tras el hecho, Alejandra, se comunicó con su suegro, Óscar Manuel para que le ayudara a llamar al 911 para reportar el incidente, pero nunca les respondieron en el número de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *