Fiscalía no investiga desaparición forzada cometida por policías estatales

A casi dos años de que Mario Rodríguez y su papá, también del mismo nombre, desaparecieron, junto con dos hombres con quienes hicieron un trato para la compra de un vehículo, la Fiscalía del estado no lleva ningún avance en la carpeta de investigación 15453/2019 que se abrió.

Delfina Gámez, madre y esposa de los Rodríguez, teme que detrás de la desaparición, de sus dos seres queridos y de los otros dos hombres estaría la policía estatal, puesto que Martha Sandoval, pareja de su hijo, recibió un mensaje de su suegro para decirle que los habían detenidos los “negros”.

La afectada relató que el 28 de abril de 2019, se encontraba en su casa que se ubica en Ixtlahuacán del Río, cuando llegaron José Luis y su amigo, Édgar desde San Juan de los Lagos para cerrar el trato por la camioneta que les compró Mario, esposo de Delfina.

Para recoger en San Juan de los Lagos el vehículo recién adquirido, José Luis, Édgar y el esposo de Delfina de 47 años, se fueron en la camioneta de ella, mientras que su hijo, Mario condujo el auto, propiedad de José Luis, e iba en compañía de Martha.

Mario, de 23 años, y su pareja llegaron a la casa de José Luis, cuando Martha recibe un mensaje de su suegro para avisarle que “los habían atorado los negros y que querían feria”. Mario decidió regresar, mientras Martha se quedó en casa de José Luis.

Debido a que ninguno regresó, Delfina y otro de sus hijos decidieron buscarlos en hospitales y cárceles de la zona, como en Yahualica de González Gallo, Lagos de Moreno, y hasta en Nochistlán, Zacatecas. La respuesta fue la misma: no hubo accidentes ni detenidos.

Al día siguiente, acudieron a San Juan de los Lagos, donde no quisieron levantar la denuncia, los mandaron a Tepatitlán. Después la querella se envió a Guadalajara, y de nuevo a Tepatitlán. Delfina ha llamado para conocer sobre los avances de la investigación, pero nunca le responden. Cuando se presenta a las instalaciones de la dependencia, le informan que no hay nada.

Las tres familias, ante la inacción de la autoridad, han buscado por su cuenta a los cuatro desaparecidos. Delfina lamenta que la Fiscalía no recuperó los videos de seguridad de una tienda Oxxo a la que siempre llegaban a comprar, y donde según Martha estaban estacionados policías estatales.

“Pido ayuda, ayuda, ayuda a la autoridad, ya van a ser dos años y ninguna respuesta, nada”, dice con la voz entrecortada.

Al área de comunicación social de la Fiscalía del estado, se le pidió información sobre el avance de la carpeta de investigación, pero no hubo respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *