Profesora de UDG denuncia tortura en celda de Amatitán

La profesora de una preparatoria de la Universidad de Guadalajara, Enriqueta Sánchez Ravelero denunció que, tras un altercado familiar, la detuvieron sin justificación, y la llevaron a la comisaría de Amatitán donde sufrió golpes, insultos y fue rociada con gas pimienta por parte de policías, en la madrugada del 13 de junio.

En un video de casi 40 minutos, la denunciante narró que cuando conducía el vehículo de su hermana, Carmen, sus familiares le cerraron el paso. Su cuñado, Daniel Sandoval López, la bajó de forma violenta del vehículo, la golpeó frente a su hermana y de un amigo en común.

Enriqueta explica que tres mujeres policías se metieron la celda, una la golpeó

Enriqueta no se quiso regresar con ellos a casa, y se regresó caminando. En el trayecto se encontró con una patrulla, pidió apoyo a los policías para denunciar a su cuñado por violencia.

La respuesta de los uniformados fue someterla, esposarla, trasladarla a la comisaría donde no le permitieron hacer una llamada, y la encerraron.

Ella comenzó a gritar para exigir que le permitieran comunicarse con su familia. La respuesta de un policía fue pegarle en la mano con una escoba, otro la insultó, y le rociaron gas-pimienta.

Parte de lesiones

Según Enriqueta, los policías dijeron que la detuvieron por robar la camioneta de su hermana.

Debido a que siguió gritando, tres mujeres policías ingresaron a la celda, una de ellas la comenzó golpear, las otras dos se dedicaron a insultarla. Entonces decidió callarse.

A las 11 am, llegó la Juez municipal, Mary Paz le dijo que ya iba a salir, pero antes debía esperar a que le entregaran los policías el papel sobre el motivo de su detención.

La policía Citlalli, dijo que la arrestaron porque se peleó con su novio Jesús, hermano de su cuñado Daniel. 

Policía Citlalli, presuntamente participó en maltrato a Enriqueta mientras estuvo en la celda

La juez, le aplicó una multa de 2 mil 150 pesos para liberarla. Considera que su cuñado, recibió ayuda del excomandante, Gustavo Sandoval para que la detuvieran.

Ante los atropellos, presentó una denuncia contra los servidores públicos municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *